Cada año se producen en Estados Unidos unos seis millones de accidentes de tráfico, con tres millones de heridos. Muchas de estas lesiones son a las estructuras vulnerables de la espalda y el cuello que pueden ser gravemente dañados por movimientos rápidos e impactos contundentes. Si se ha lesionado la espalda o el cuello en un accidente de coche, es importante ponerse en contacto con un abogado con experiencia en accidentes de coche en California que pueda ayudarle a cobrar la mayor cantidad posible de indemnización por gastos médicos, salarios perdidos, dolor, sufrimiento y angustia emocional.

Un accidente de tráfico puede ser una experiencia angustiosa que a menudo provoca diversas lesiones. Entre las más frecuentes y potencialmente debilitantes se encuentran las lesiones cervicales. El impacto repentino y la fuerza ejercida durante una colisión pueden causar una tensión significativa en el cuello, dando lugar a una serie de lesiones que no siempre son inmediatamente evidentes. Comprender estas lesiones y sus síntomas es crucial para buscar la atención médica y el tratamiento adecuados.

¡No pierda la oportunidad! Póngase en contacto con nosotros en (209) 600-4389 para programar su consulta GRATUITA, ya sea en persona o a distancia.

Lesiones de espalda por accidente de tráfico

Hay varias lesiones de espalda que puedes sufrir en un accidente de tráfico. Algunas son leves, pero otras pueden ser graves y devastadoras. Muchas lesiones de espalda serán temporales, y usted puede esperar hacer una recuperación completa, mientras que otros pueden ser permanentes y alterar la vida. He aquí un vistazo a cuatro de las lesiones de espalda más comunes de los accidentes de coche.

Lesiones medulares

Por supuesto, una de las lesiones de espalda más graves es una lesión medular. La médula espinal es crucial para transmitir señales del cerebro al cuerpo. La médula espinal atraviesa las vértebras, y a veces una rotura o dislocación de las vértebras puede lesionar la médula espinal.

Las lesiones medulares pueden provocar entumecimiento o pérdida de sensibilidad, parálisis temporal, parálisis permanente o incluso la muerte. 

Hernia discal

Una lesión de espalda común en los accidentes de coche es una hernia discal. Una hernia discal puede causar dolor nervioso intenso, debilidad y entumecimiento. Una hernia discal se produce cuando uno de los discos gomosos que se encuentran entre las vértebras se desliza o se rompe. La fuerza ejercida durante un accidente de coche también puede causar hernias discales en la espalda. Los síntomas pueden incluir dolor de espalda que se irradia a las extremidades, entumecimiento, hormigueo o debilidad. El diagnóstico suele requerir pruebas de imagen como resonancias magnéticas o tomografías computarizadas, y el tratamiento puede consistir en reposo, fisioterapia o, en casos graves, cirugía.

Fracturas y luxaciones

En los accidentes de tráfico son frecuentes las fracturas y luxaciones, y el riesgo de sufrir una fractura o luxación en la espalda es elevado. 

Existen varios tipos de fracturas, entre ellas:

  • Fracturas por flexión causadas por el movimiento de latigazo de un impacto,
  • Las fracturas por compresión se producen cuando las vértebras se comprimen entre sí en el impacto,
  • Fracturas transversales causadas por giros o torsiones más allá del rango normal de movimiento, y
  • Dislocaciones que se producen cuando las vértebras se desalinean.

Las fracturas suelen ser inmediatas e insoportables y requieren atención médica inmediata. A menudo requieren reajuste, reparación quirúrgica y una amplia terapia de rehabilitación. 

Distensiones musculares

El impacto de un accidente de coche puede hacer que el cuerpo se mueva, se retuerza, se estire y se tense de forma antinatural. Aunque mucha gente teme las fracturas y las lesiones de la médula espinal, las distensiones se producen con mucha más frecuencia y pueden ser igual de debilitantes. Las lesiones de tejidos blandos, como las distensiones musculares, suelen pasarse por alto o minimizarse. Sin embargo, hay que estar atento a los síntomas. Entre ellos, dolor, rigidez, limitación de la amplitud de movimiento y espasmos musculares.

Por lo general, estas lesiones se resuelven por sí solas con remedios caseros como almohadillas térmicas, compresas frías y antiinflamatorios. Las distensiones más graves pueden requerir fisioterapia para mejorar. 

Tanto si ha sufrido uno de estos cuatro tipos habituales de lesiones de espalda tras un accidente de tráfico como si se trata de algo totalmente distinto, no debería tener que cargar con las repercusiones económicas causadas por la negligencia de otra persona. Podemos ayudarle a obtener la indemnización que se merece. 

Lesiones cervicales comunes tras un accidente de tráfico

Las lesiones cervicales por accidente de tráfico son casi tan comunes como las de espalda. Las lesiones de cuello pueden ser aterradoras, dolorosas e incluso permanentes. Echemos un vistazo a tres tipos comunes de lesiones en el cuello después de un accidente de coche. 

Latigazo cervical

Latigazo cervical es una de las lesiones cervicales más frecuentes tras un accidente de tráfico, sobre todo en las colisiones por alcance. El impacto hace que la cabeza y el cuello se desplacen hacia delante mientras el cuerpo permanece sujeto por el cinturón de seguridad. La cabeza es sacudida con fuerza hacia atrás y luego hacia adelante en un movimiento rápido, causando tensión en los músculos y ligamentos del cuello. Los síntomas pueden incluir dolor y rigidez en el cuello, dolores de cabeza, mareos e incluso hormigueo o entumecimiento en los brazos.

La mayoría de los casos de latigazo cervical son relativamente leves y pueden tratarse en casa con analgésicos de venta libre. Los estiramientos ligeros y los ejercicios también pueden ayudar a mejorar las lesiones y la movilidad.

A veces, los casos graves pueden desembocar en un dolor de cuello crónico y extenso que requiere fisioterapia e intervención médica. Acudir a una evaluación médica es esencial para prevenir complicaciones a largo plazo.

Fracturas cervicales

Otra lesión cervical frecuente en los accidentes de tráfico es la fractura cervical. El impacto repentino de un accidente de coche puede provocar fracturas en la columna cervical, las siete vértebras que forman el cuello. Las fracturas pueden ir desde fisuras leves hasta roturas graves, que pueden causar lesiones nerviosas o parálisis. Los síntomas pueden incluir dolor cervical intenso, dificultad para mover el cuello, entumecimiento o debilidad en las extremidades y, en casos graves, dificultad para respirar. En caso de fractura cervical, la atención médica inmediata es crucial para evitar daños mayores.

Distensiones y esguinces

Al igual que ocurre con la espalda, las lesiones de tejidos blandos como las distensiones y los esguinces de cuello son frecuentes en los accidentes de tráfico. Estas lesiones afectan a los músculos, tendones y ligamentos del cuello. Los síntomas pueden incluir dolor, hinchazón, rigidez y limitación de la amplitud de movimiento. Aunque estas lesiones pueden curarse con tratamientos conservadores como reposo, hielo y fisioterapia, es esencial vigilar cualquier síntoma persistente o que empeore.

Otras lesiones frecuentes en la espalda y el cuello por accidentes de tráfico son los hematomas, las laceraciones y la hinchazón. Muchas víctimas de accidentes de coche también sufren lesiones de cuello y espalda simultáneamente. Si usted siente dolor de espalda y cuello después de un accidente de coche, usted debe buscar atención médica inmediata para evitar el empeoramiento de la lesión. 

Consecuencias de las lesiones comunes de espalda y cuello tras un accidente de tráfico

Dependiendo de las circunstancias y de la gravedad de la lesión, es posible que no pueda trabajar durante un periodo de tiempo considerable y que necesite un tratamiento importante y prolongado.

El tratamiento médico puede incluir:

  • Atención en urgencias;
  • Pruebas de diagnóstico radiológico (por ejemplo, radiografías, resonancias magnéticas);
  • Cirugía;
  • Tratamiento ortopédico;
  • Rehabilitación y fisioterapia; y
  • Servicios farmacéuticos. 

Las cuentas para estos servicios pueden montar rápidamente todos mientras que usted no puede trabajar o realizar sus actividades diarias. En Silva Injury Law, nos acercamos a cada caso con un delicado equilibrio de la compasión por nuestros clientes y la representación agresiva en la mesa de negociación y en la sala del tribunal.

Los síntomas de las lesiones de cuello y espalda pueden ser sutiles al principio

Los fuertes impactos de los accidentes de camión pueden causar lesiones catastróficas de la médula espinal con consecuencias devastadoras. Si no puede mover ninguna parte del cuerpo o experimenta un dolor intenso, debe recibir atención médica inmediata. Por otra parte, las lesiones más leves de espalda y cuello pueden no revelar su gravedad inmediatamente. No es raro que las víctimas rechacen la ambulancia en el lugar de los hechos, sólo para despertarse a la mañana siguiente con rigidez y/o dolor intenso en la espalda y el cuello. Estos son algunos de los síntomas a los que hay que estar atento en las horas y días posteriores a un accidente de tráfico:

  • Dolor agudo que se irradia hacia el brazo o la pierna;
  • Entumecimiento de brazos, manos, piernas o pies;
  • Magulladuras;
  • Hinchazón;
  • Enrojecimiento;
  • Inflamación;
  • Dolores de cabeza;
  • Mareos y
  • Sensación de quemazón.

Si usted tiene cualquiera de los síntomas anteriores, es importante buscar atención médica tan pronto como sea posible. También es importante hablar con un abogado con experiencia en accidentes de espalda y cuello en California sobre sus derechos legales a una indemnización.

La importancia de un diagnóstico y un tratamiento adecuados

Las radiografías sólo pueden diagnosticar huesos rotos y dislocados, así que cuando el hospital le diga que no tiene fracturas, es importante recordar que su dolor podría estar causado por una lesión de los tejidos blandos. Las lesiones graves de los tejidos blandos de las delicadas vértebras de la columna vertebral pueden causar dolor e incapacidad a largo plazo. Por eso es importante someterse a una resonancia magnética (RM) para determinar si ha sufrido o no una hernia o protrusión discal si su dolor no remite tras un periodo de fisioterapia. Una resonancia magnética también puede diagnosticar lesiones de los tejidos blandos de la espalda y el cuello, como rotura de ligamentos, inflamación, esguinces y tendinitis. Una vez que se tiene un diagnóstico, se puede crear un plan de tratamiento. Si la fisioterapia, la acupuntura, el tratamiento del dolor con anestesia epidural y otros tratamientos conservadores no dan resultado, es posible que el médico le recomiende una intervención quirúrgica.

Abogado de accidentes de espalda y cuello en California

Las víctimas que sufren lesiones graves de espalda y cuello tienen derecho a una indemnización de las partes que les causaron el daño. Con el fin de recoger la máxima cantidad de daños y perjuicios, es importante trabajar con un abogado de lesiones de espalda y cuello de California que tiene una gran experiencia con este tipo de casos.

Descubra cómo podemos ayudarle

En la ley de lesión de Silva promovemos la cura con defensa compasiva. Con cada caso adaptado al individuo, miramos nuestro para sus mejores intereses evaluando sus circunstancias únicas.Éntrenos en contacto con hoy en (209) 600-4389 para una consulta LIBRE en persona o remota.